La probabilidad es la parte de las matemáticas que trata de manejar con números la incertidumbre.

La probabilidad nació con los juegos de azar. A los algebristas del Renacimiento, en el siglo XVI, como Pacioli, Cardano o Tartaglia, se deben las primeras consideraciones matemáticas sobre los juegos de azar y de las apuestas.

En 1654, Blas Pascal, hacía un viaje en compañía de un jugador más o menos profesional: el caballero de Méré. Éste le propuso entonces un problema que a Pascal le interesó bastante, y sin que ninguno de los dos lo supiera, era esencialmente el mismo problema que había interesado tanto a Pacioli, Cardano y Tartaglia un siglo antes.

Ésta es una versión del problema: "Dos jugadores, Antonio y Bernardo, ponen sobre la mesa 10.000 monedas cada uno. Un árbitro va a tirar un dado varias veces seguidas. Cada uno de los jugadores va a elegir un número entre el 1 y el 6. Antonio elige el 5 y Bernardo el 3. Se llevará las 20.000 monedas aquél cuyo número salga primero tres veces. Resulta que después de unas cuantas tiradas el 5 ha salido dos veces y el 3 sólo ha salido una vez. En este momento Bernardo recibe un mensaje por el que debe abandonar necesariamente la partida. ¿Cómo repartir de modo justo y equitativo las 20000 monedas?"

Después de Pascal pensárselo mucho y escribir a su amigo Fermat, ambos y por diferentes caminos llegaron a la misma solución del problema y a un montón de ideas: la Teoría de la Probabilidad había comenzado en serio.